TRANSFORMACIÓN DE LA PRÁCTICA PEDAGÓGICA MEDIADA POR TIC A PARTIR DE LA INVESTIGACIÓN ACCIÓN


Nuevas tecnologías en el proceso de enseñanza-aprendizaje
Loja: Universidad Técnica Particular de Loja, 2019, pp. 87-90
ISBN: 978-9942-25-433-7 | Analysis vol. 22 | pdf/doi: 10.5281/zenodo.000000

Resumen: El objetivo del Proyecto de investigación del Grupo Paidópolis de la Escuela de Educación, de la Universidad Industrial de Santander, Colombia, consiste en determinar de qué manera el uso de las TIC en el aula transforma la práctica educativa de maestros de quinto grado de básica primaria desde la investigación acción. Se pretende pues, aportar a la formación permanente de maestros, quienes se enfrentan a retos de aprendizaje para los cuales no fueron formados durante sus estudios de pregrado, a partir del fomento de comunidades de aprendizaje reales, con base en la fundamentación teórica en saberes disciplinares, didácticos y pedagógicos.

Palabras Clave: Metacognición, Saber pedagógico, Comunidades de aprendizaje.

La investigación acción educativa es una estrategia para el desarrollo de los docentes que pretenden mejorar su enseñanza y por tanto el aprendizaje de sus estudiantes; en este caso, de grado quinto de básica primaria (10 a 12 años). En el actual estudio del Grupo de Investigación Paidópolis de la Universidad Industrial de Santander, que se realiza a partir del segundo semestre de 2018 y con continuidad en el año 2019, participan dos profesoras que imparten el área de Lengua Castellana y de Ciencias Naturales. Una de ellas, licenciada en educación básica con énfasis en Lengua Castellana, trabaja en el sector rural y cuenta con computadores y software offline; mientras que la situación de la profesora de ciencias naturales, quien es licenciada en educación básica con énfasis en educación física, recreación y deportes, es diferente porque en la institución educativa donde labora, ubicada en el sector urbano, cuenta con una infraestructura adecuada para impartir su asignatura mediada por las TIC. Este contraste tan interesante para el estudio permitirá, sin duda, innumerables aportes al mejoramiento de la calidad de la educación, en tanto que ambas situaciones, por difícil que parezca una más difícil que la otra, tienen en común un problema de fondo: la escasa formación en el uso de las TIC en el aula; la infinidad de aplicaciones existentes en el mercado para emplear en el proceso de aprendizaje, el acceso ilimitado a la web donde todo el conocimiento está disponible para todos, tanto niños, jóvenes y adultos; maestros, estudiantes y padres de familia, amplía las posibilidades para la mediación en el aula.

De esta manera, los cambios en el aprendizaje derivados del uso de la tecnología exigen una base teórica que sustente la labor docente, la cual, sólo se genera con el proceso de metacognición que realiza el maestro en su práctica diaria. «Por tanto, con las nuevas realidades, deben surgir nuevos marcos teóricos; el maestro debe ser un sujeto productor de saber, iniciar la marcha para abandonar el ser un portador o transmisor, le exige construir comunidades de reflexión, para no terminar en un uso instruccional de los aparatos. Debe abrir pasos a procesos de innovación, transformación y modificación de su propia práctica donde se diseñen procesos pedagógicos» (Mejía 2011, p. 261).

Uno de los conceptos iniciales que facilita la comprensión y la puesta en marcha de estrategias novedosas, es la metodología T–PACK (Technological Pedagogical Content Knowledge) que se construye bajo la idea del Conocimiento Pedagógico del Contenido de Schulman (Bolívar 2005). Este autor proponía centrar la atención en el estudio del pensamiento del profesor sobre la enseñanza del contenido de la asignatura. Para ello, analizó dos aspectos: el inicio del proceso docente, es decir la planeación reflexiva de su actividad docente desde los objetivos, la estructura conceptual, las ideas del tema y el contexto educativo; y cómo debe enseñar, o la organización de los materiales a utilizar, las mejores formas de representación del contenido y las formas de enseñanza, evaluación, reflexión y nueva comprensión para el futuro. Las condiciones de sus estudiantes, la identificación de sus presaberes y su contexto socio cultural le permiten al maestro intuir la mejor manera de construir ambientes de aprendizaje, desde la triangulación entre la pedagogía, el conocimiento y las herramientas tecnológicas existentes hoy; es decir, el componente tecnológico se constituye un medio para obtener los objetivos planteados en una educación de calidad.

Sin embargo, como lo afirma Zambrano (2013, p. 52) «Cada encuentro con los alumnos, cada instante de miradas y verbalizaciones resistentes o de aceptaciones, constituye el fondo de sabiduría que le permitirá al docente mirarse y reconocerse como frágil»; es decir, se requiere de la fragilidad del docente, saber que no todo está escrito y que puede fortalecer su práctica desde su propio contexto, identificar sus fortalezas y debilidades. Un posible camino en esta construcción necesaria de conocimientos es la práctica de aula con base en la investigación acción que busca «aportar información que guíe la toma de decisiones y los procesos de cambio para la mejora de la misma» (Sandín 2003, p. 161). Se pretende entonces, que el maestro transforme su realidad e incluya a sus estudiantes en este proceso de trasformación; que comprenda que la interacción en el aula es la forma más acertada de acceder a un nuevo conocimiento, siempre y cuando se delimiten las funciones de cada uno de los participantes, o, en otras palabras, el rol del maestro, de los estudiantes, de los instrumentos o herramientas mediadoras del aprendizaje y se tenga en cuenta el objetivo curricular tanto de la disciplina como de la didáctica planteada por el maestro.

Con el desarrollo de los proyectos de las dos profesoras adscritas a la línea de TIC aplicadas a la educación, cada una con particularidades propias de su contexto, se pretende que, a partir de la investigación aplicada, en este caso la investigación–acción, mejoren su realidad educativa e incluso la social de sus estudiantes y la de cada una de ellas. A partir del contexto propio donde laboran, con dificultades, falta de recursos y poca disposición de los padres en el mejoramiento de los aprendizajes de sus hijos, reconocen ellas que requieren de la actualización de sus prácticas de aula para el desarrollo de procesos de comprensión de textos.

Durante la ejecución del proyecto, cada profesora lleva a cabo cuatro etapas planteadas por Sandín (2003, p. 167): en primera medida, clarificar y diagnosticar la situación problema sobre la práctica docente, en este caso, la comprensión lectora; para formular estrategias de acción que resuelvan la situación problema, las docentes deciden hacer uso de las TIC, desarrollar los talleres investigativos y reflexionar sobre sus alcances y tensiones que pueden surgir, y plantear los resultados de acuerdo con los objetivos enunciados en cada proyecto, en una primera fase del ciclo investigativo.

Desde un enfoque socio–cultural para el abordaje de la lectura, recursos on y off line cuidadosamente escogidos, propiciarán experiencias de lectura con textos auténticos (infografías, cuentos, fichas, avisos) como un proceso social donde la interacción entre los individuos es condición necesaria para aprender a leer y escribir. Se asume una perspectiva teórica que concibe a la alfabetización (literacy) como la utilización de la lengua escrita para participar en el mundo social (Kalman 2009, p. 42) mediado por las múltiples relaciones que se establecen en un mundo de representación multimodal.

Se espera de este proceso investigativo una transformación de la práctica pedagógica con el uso de las TIC de las maestras participantes a partir de la espiral que subyace de la metodología cualitativa reflejada en la investigación acción que desarrollarán durante su proceso investigativo en el año 2019; y que la experiencia y los conocimientos adquiridos se repliquen en comunidades de aprendizaje en cada una de las instituciones educativas, para el mejoramiento de la calidad de la educación en Colombia.

Bibliografía

Bolívar, Antonio (2005). «Conocimiento Didáctico del contenido y didácticas específicas».  Profesorado. Revista de currículum y formación del profesorado, pp. 1–32.  Universidad de Granada. Disponible en: https://www.ugr.es/~recfpro/rev92ART6.pdf

Kalman, Judith, y Brian V. Street (2009). Lectura, escritura y matemáticas como prácticas sociales. Diálogos con América Latina. México: Siglo XXI.

Mckernan, James (1999). Investigación–acción y currículum. Métodos y recursos para profesionales reflexivos. Madrid: Morata.

Mejía, Marco Raúl (2011). La(s) escuela(s) de la(s) globalización (es) II. Entre el uso técnico instrumental y las educomunicaciones. Bogotá; Ediciones Linotipia Bolívar.

Sandín, María Paz (2003). Investigación cualitativa en Educación. Fundamentos y Tradiciones. Madrid: Mc Graw Hill.

Zambrano, Armando. (2013). Pedagogía, educabilidad y formación de docentes. Cali: Grupo Editorial Nueva Biblioteca Pedagógica S. en C.